Bodegas Fernández Herrero cría en la zona de Huéscar unos vinos que ya se encuentran entre los más destacados del panorama andaluz
Rafael Fernández Sánchez y Luisa Herrero Portillo, y sus hijos, son los responsables de una de las bodegas con más encanto de Granada, patria chica de los vinos Irving. La Bodega se ubica en la Finca El Duque, situada en las laderas de La Sagra, que con sus 2.387 metros de altura en su máxima cota, es el punto más alto de Andalucía después de Sierra Nevada. La Bodega está a una altura de 1.380 metros, siendo probablemente la Bodega más alta de España.
Sus viñedos están repartidos en tres fincas, distribuidas en la zona geográfica que se extiende por la Comarca de Huéscar, con 12.000 cepas de Tempranillo, 8.000 de Cabernet Sauvignon, 4.000 de Syrah y 2.000 de Merlot. Aunque no lejos unos de otros, 15 kilómetros aproximadamente, sí hay diferencias que permiten la aclimatación y la diversificación de la producción dadas las distintas características de los suelos y del clima.
Entornos de calidad
El entorno de cada viñedo es diferente. Las variedades del suelo (calizo, magroso y arcilloso) y su diferente permeabilidad, unido a niveles medios pluviométricos y acusados cambios de temperatura, hacen de esta zona un marco idóneo para las variedades tintas Tempranillo, Cabernet Sauvignon, Syrah y Merlot, logrando alcanzar una selecta producción.
Los vientos de la sierra, provocan durante las noches de verano y otoño un buen contraste térmico que favorece el potencial aromático, aumentando así mismo la materia colorante de las uvas pero con el suficiente calor diurno que garantiza una perfecta maduración aportando taninos suaves y redondos.
La inquietud de sus fundadores, Rafael Fernández Sánchez y Luisa Herrero Portillo, llevó a la selección de un paraje privilegiado e incomparable para el cultivo de la vid, donde las horas de sol, la calidad del suelo, la disposición del terreno, el viento y un trabajo y dedicación admirable, han sido factores determinantes para situar sus vinos entre los más destacados del panomara actual andaluz.
El reencuentro con la tradición iniciada por los bisabuelos y con la que habían crecido, hizo posible este proyecto, que comenzó en el año 2001 con la plantación de las primeras viñas, y que ahora ha dado sus frutos con unos vinos Irving que hablan por sí solos, unos vinos que nacen para ofrecer al consumidor y amante de los buenos vinos un nuevo concepto en la elaboración artesanal y crianza, en la comercialización y en todo lo que representa, hoy por hoy, el mundo del vino.

Fundación:
2001

Extensión:
9 Ha

Denominación:
Denominación de Origen Vino de Calidad de Granada.

Localización:
El Cortijo del Duque, enclavado en la Sierra de la Sagra de Huéscar.

Altitud:
1.380 m. sobre el nivel del mar

Clima:
Continental mediterráneo.

Temperaturas de maduración:
Grandes oscilaciones.

Variedades:
Irving Roble, Irving Crianza.

Instalaciones:
Tienen una extensión de 600 m2.

Barricas:
93 barricas de roble americano y francés.

Producción:
30.000 botellas

Distribución:
Granada, 70%. Exterior, 30%

Actividades culturales:
Visitas a bodega

Página web:
www.vinosirving.com