vinoLos vinos granadinos han estado presentes en el XXVI Salón de Gourmets celebrado en el recinto ferial de Madrid con un estand en el Ágora del Vino (3D50) situado en el Pabellón 3, junto al Escenario Gourmets, espacio en el que se expusieron todas las novedades en materia gastronómica de España.

Los vinos de Calidad de Granada superaron con máxima nota la cata realizada el miércoles en la Sala de Catas oficial de la Feria, donde se dieron a conocer las particularidades de los diferentes caldos a profesionales con el fin de abrir nuevas vías de distribución.

El Salón madrileño es un magnífico escaparate y, por tanto, también una magnífica oportunidad para el salto al panorama nacional de los Vinos de Calidad de Granada con Denominación de Origen Protegida. Hay que tener en cuenta que a este encuentro anual han acudido 1.270 expositores de toda la geografía nacional pertenecientes a los sectores de alimentación y bebidas, destacando los productos gourmets que han centrado parte de la atención en los 18.000 metros cuadrados de exposición. La afluencia estimada de visitantes se acerca a los 80.000.

Tradición vitivinícola

Granada posee una amplia tradición vitivinícola. Numerosas referencias documentales y hallazgos arqueológicos la vinculan con el cultivo de la vid y la producción de vino desde la época romana, sobresaliendo de su historia vitivinícola reciente que una de las bodegas granadina fue pionera, allá por los años 70, en la producción de vino tinto en Andalucía.

Aunque hace unos años la poca producción existente se destinaba al consumo propio de comarcas, en los diez últimos años se ha hecho una clara apuesta por la profesionalización de un sector que es sin duda uno de los motores de nuestra economía. Productores y bodegas familiares han evolucionado hacia explotaciones adaptadas a las últimas técnicas en la elaboración de vinos, experimentándose un gran crecimiento y reestructuración en las plantaciones a través de la reconversión varietal y la reimplantación de viñedos. También ha jugado un papel determinante el cuidado exquisito de la vid, la mejora de las técnicas de vinificación mediante la inversión en tecnología de última generación y, por supuesto, la investigación y aprovechamiento de las condiciones geoclimáticas.

Una particularidad destacable, que otorga gran carácter a algunos de los vinos de calidad en la zona norte, es su fermentación en cuevas (aunque no en todos los casos), pues su interior garantiza un ambiente más natural y sano que los creados por climatizadores artificiales y una temperatura e iluminación constante inalterable.

La D.O.P. Vino de Calidad de Granada protege la producción en los 168 municipios de la provincia de Granada y autoriza a producir vino de las variedades blancas: Baladí verdejo, Chardonnay, Moscatel de Alejandría y Moscatel de grano menudo, Palomino, Pedro Ximénez, Sauvignon Blanc, Torrontés, Vijiriego; tintas: Cabernet Franc, Cabernet Sauvignon, Garnacha Tinta, Merlot, Monastrell, Petit Verdot, Pinot Noir, Rome, Syrah y Tempranillo; y para espumoso: Chardonnay, Moscatel de Alejandría, Moscatel de grano menudo, Sauvignon Blanc y Vijiriego.

Los vinos de Granada, en el Salón de Gourmets de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *